Saltar al contenido

¿Por qué es tan difícil Adelgazar?

8 marzo, 2016
¡Tú también puedes conseguirlo!

puesta-de-sol-dieta-de-los-limites-com
Hola, soy Oscar Hebra y tengo una pregunta para tí. ¿Por qué es tan difícil perder peso? Quiero decir, ¿Cómo es posible que sólo en América más de 80 millones de personas gastan dinero todos los años en dietas y programas para intentar adelgazar?

Todas estas personas hacen dietas unas cuatro o cinco veces al año. Y aun así siguen estando obesas. Sin embargo aquí hay otra pregunta: ¿Qué hace que todas estas personas que no consiguen adelgazar, sin embargo sean exitosas en otras facetas de su vida? Por ejemplo en sus carreras, con sus familias, E TC. Es decir, dónde estás personas se proponen tener éxito, lo consiguen, excepto cuando se trata de perder peso. Incluso muchas de ellas tienen una excelente educación y conocimientos grandes acerca de nutrición. Todas ellas saben perfectamente qué comer y cuando comerlo.

Así que ¿Cuál es la causa de que no seamos capaces de controlar nuestro propio destino cuando se trata de la comida que nos llevamos a la boca?

El test de susceptibilidad a las comidas refinadas y preparadas, es un test que va de cero a 5 y mide nuestra capacidad de ser adictos a las comidas preparada.

(Nota: Puedes realizar el Test de Susceptibilidad a la Comida en este enlace).

En el nivel cero de este test estarían las personas que cuando comienzan a comer comen tranquilamente, sólo cuando tienen hambre, y llegan a un momento en el que dicen ya estoy lleno, ya no puedo comer más. Y dejan de comer. Y no están obsesionados pensando todo el día en la comida y que les gustaría estar comiendo a todas horas y pegándose atracones de comida. En definitiva, sólo se preocupan de la comida cuando les empieza a gruñir el estómago. El resto del tiempo, ni piensan en ella.

Sin embargo, en los que estamos en lo alto de esta escala de susceptibilidad del test, frecuentemente perdemos el control sobre lo que comemos. Tu cuerpo seguramente te envía mensaje de que ya está lleno, pero tanto tu boca como tu cerebro, te están diciendo todo el tiempo: aún puedo comer un poco más. Siempre que comes experimentas un ansia profunda por comer aun más. Y lo que es peor, sientes que pierdes el control y aún así no te sientes satisfecho. Y con el tiempo, esta sensación empieza a dominar tus pensamientos, y lo que puedes comer, lo que no puedes comer, lo que pesas, la ropa que te puedes poner y la que no, todos estos pensamientos empiezan a tomar el control y a hacer que formen parte de tu vida a todas horas, creando en ti una ansiedad permanente.

Oscar3

Por desgracia, este es distinto para cada persona. Y te puedo decir esto en confianza, porque yo estoy muy alto en esta escala de susceptibilidad a la comida. Yo he sido obeso durante más de 15 años, más o menos, desde que cumplí los 25. Empecé a tener sobrepeso, y acabe siendo obeso con un nivel de obesidad medio según la escala obesidad de la Organización Mundial de la Salud.

Recuerdo que cuando empezaba hacer alguna dieta, estaba super motivado y enfocado, super decidido a lograr tener éxito con esa dieta, fuera la que fuese. Hacia todas las cosas que me mandaba la dieta, me volvía super radical con lo que había que comer, super estricto para seguir la dieta. Y efectivamente, lograba bajar peso, pero después de unos meses, o a veces nada más que semanas, volvía a recuperar el peso que había perdido o incluso más. Y nunca fui capaz de averiguar la razón por la cual con toda la energía y la motivación que ponía para realizar cualquier dieta, no me funcionaba. Sin embargo, cualquier otra cosa que me propusiera en la vida, lo lograba al final.

Por eso, cuando casi por casualidad entre en contacto con el estudio sobre la obesidad Y el hambre o el control de la misma de unos médicos americanos, en realidad, al principio me dije:» bueno, esto quizá es otra dieta más, vamos a probar.» Pero de repente, el milagro, o la magia, ocurrió. De repente empecé a adelgazar. Y aún hoy no he vuelto a recuperar esos kilos.

Imaginaros mi situación: una persona que has sido obesa durante muchos años, de repente se encuentra que es delgada, esbelta, que se puede comprar ropa que le quede bien. Era como un milagro para mí. No sólo eso, el hambre que tenía todo el día constantemente, desapareció. Sólo tenía hambre realmente cuando me lo pedía el cuerpo, es decir, a las horas de comer normales. En la actualidad, todavía sigo así.

Entonces, empieza ocurrir una transformación en mi mente. Empecé a pensar que tantísima gente como yo estaba y está ahora mismo sufriendo con su exceso de peso, hasta el punto de que se convierte en una obsesión para esa persona. Y decidí que tenía que intentar ayudar a que esa gente no siguiera sufriendo, a esa gente que, como yo, no se sentía a gusto yendo por la calle, a esa gente que sufre de dolores constantes debido a su peso excesivo, Y que en definitiva no se siente a gusto en su cuerpo, y no esta viviendo una vida plena.

Decidí que, tal y como me había ocurrido a mí, debería plantearles la cuestión del sobre peso, la obesidad, la comida, Y el hambre en una nueva perspectiva hasta ahora desconocida para la mayoría no sólo de la gente, sino incluso de los médicos. Debería enseñarles la aproximación científica de por qué nuestros cerebros están bloqueando nuestros intentos de perder peso.

¡Tú también puedes conseguirlo!

Se trata de una manera completamente nueva de contemplar como actúa la comida en nuestro cerebro. No se me ha ocurrido a mí, yo no soy tan listo. A mí me lo han enseñado. Y yo quiero enseñaros también este sistema a todos vosotros y vosotras.

Así que lo que hecho es crear este post para mostrarle a la gente como funciona este nuevo sistema de perder peso Y no volver a recuperarlo.

Este post y mi Ebook Gratuito “Plan de Alimentación 3 Días de la Dieta de los Límites” van ayudar a la gente a comprender la comida y cómo actúa está en el cerebro, para ayudarles a volver a tomar el control de sus propias vidas.

En el resto de este post voy a hablar del HAMBRE INSACIABLE:

No de ese hambre de la cual no has comido en seis horas Y tu estómago empieza a gruñir y sabes que necesitas comer algo para reponer fuerzas, sino de ese hambre insaciable que mucha gente experimenta por ejemplo sentado en el sofá y comiendo durante mucho tiempo sin parar lo que sea, patatas fritas, helado, bollos, bombones, etc. Y que cuando te acabas de comer lo que estás comiendo te hace levantarte del sofá a buscar más de lo mismo. Y si no tienes en tu casa, ese hambre insaciable te hace salir fuera para conseguir lo que necesitas. Comprar cualquier cosa para comer en cualquier tienda, en una gasolinera si es de noche, etc.

Este hambre insaciable tiene que ver con la Leptina. Si no conoces la Leptina debes aprender sobre ella. La Leptina es una hormona que básicamente le dices al cerebro que ya has comido suficiente Y que debes salir fuera a hacer ejercicio. Es una consecuencia de la evolución desde que éramos cazadores recolectores y que estando en un peso normal cuando comes en exceso y acumulas cierta cantidad de grasa tus células de grasa liberan la Leptina y ésta le dice al cerebro que debes levantarte, y salir afuera a quemar ese exceso de energía para conseguir la supervivencia. En esencia, la Leptina era lo que hacía que nuestros antepasados no fueran obesos.

La Leptina fue descubierta en 1994 e hizo a los científicos preguntarse: si cuanta más grasa tenemos más leptina liberamos, ¿por qué no funciona?

En 2004, científicos de la Universidad de California en San Francisco descubrieron que la Leptina no funcionaba porque era bloqueada en el cerebro.

¿Qué es lo que bloquea la Leptina en el cerebro? La respuesta a esta pregunta es la solución a esta epidemia de obesidad que vivimos en el mundo desarrollado.

¿Estás preparado? La respuesta a esta pregunta se llama insulina. La insulina bloquea la leptina en el cerebro. Así que si quieres perder peso, debes hacer bajar dramáticamente los niveles de insulina de tu cuerpo.
¿Qué hace aumentar los niveles de insulina en el cuerpo? Principalmente dos cosas: azúcar y harina. No estoy hablando de una subida puntual de insulina que ocurre cuando por ejemplo te comes una galleta, estoy hablando de aumentar el nivel de insulina de tu cuerpo de dos a tres veces más de lo que tenía por ejemplo nuestros tatarabuelos hace 200 años debido a la ingesta descontrolada de comidas precocinadas y de bollería y dulces a la que estamos acostumbrados hoy en día.

Repito, la población actual de los países desarrollados tiene un nivel de insulina en su cuerpo de dos a tres veces superior ven que tenían nuestros antepasados hace 200 años, cuando no existía los establecimientos de comida rápida por ejemplo. Así que lo que necesitamos es disminuir nuestros niveles de insulina dejando de comer cualquier clase de comida que contenga azúcar o harina.

Para ayudarte a conseguir esto, he creado este Ebook Gratuito con el PLAN EXACTO de Alimentación que he seguido yo para Adelgazar. Contiene además consejos para no comer entre horas. Si lo sigues conseguirás tu objetivo.

¡Descárgalo ahora y Cambia tu Vida como yo Cambié la mía!

Libro-420

email marketing by Mailrelay